Cannabis en Uruguay: los problemas de suministro siguen obstaculizando el crecimiento del mercado

Se vendió un poco menos de 4.000 kilos de marihuana recreativa a través de las farmacias de Uruguay desde que se lanzó el programa legal en julio de 2017, según un informe reciente del Instituto para la Regulación y Control del Cannabis (IRCCA).

 Las ventas habrían sido más altas si hubiera suficiente oferta disponible para los consumidores registrados, según el informe del regulador.

Un poco más de la mitad de la marihuana recreativa vendida en farmacias tuvo lugar en Montevideo, la capital del país y hogar de aproximadamente el 40% de la población de Uruguay.

El precio de venta, fijado en 53 pesos uruguayos (US$ 1.23) por gramo de flor, fue actualizado por última vez por el gobierno en febrero. Los productores reciben alrededor del 70% y el resto se destina principalmente a la farmacia minorista. Una pequeña cantidad va al regulador.

A partir del 15 de abril, el IRCCA informó:

 

  • Se registraron 41.143 consumidores para comprar hasta 10 gramos de cannabis por semana en 17 farmacias, los únicos puntos de venta legales para la marihuana de uso adulto.
  • Existen 8.215 cultivadores que pueden producir hasta seis plantas de cannabis en sus casas y cosechar hasta 480 gramos por año.
  • 4.746 miembros de 158 clubes donde se permite el cultivo colectivo de cannabis pueden producir un suministro máximo de 480 gramos por miembro por año.

Estos canales mutuamente excluyentes son las únicas formas legales de acceder al cannabis no medicinal. Eso significa que los consumidores de farmacia registrados no pueden ser al mismo tiempo productores en sus casas , por ejemplo.

En los últimos meses, un promedio de aproximadamente 8.000 usuarios compraron marihuana al menos una vez al mes en una farmacia. Eso es alrededor del 20% de los 41.143 consumidores que están registrados, lo que significa que el resto no compró un solo gramo en el mercado regulado.

 

Las compras promedio ascendieron a aproximadamente 15 gramos por mes, mucho menos que el límite mensual de 40 gramos.

 

El informe de IRCCA señala que “la oferta aún no puede satisfacer la demanda”.


La marihuana recreativa fue suministrada por solo dos productores con licencia: ICC Labs, que fue adquirida en 2018 por US$ 207 millones por Aurora Cannabis, con sede en Alberta, Canadá, y la compañía uruguaya Simbiosys.

 

Combinadas, las dos empresas llegaron a producir 3.865 kilos de cannabis seco hasta febrero de 2020, lo que se traduce en solo 121 kilos por mes en promedio desde que comenzaron las ventas. Eso es solo el 36% de hasta 2.000 kilos por año que se esperaba que cada compañía produjera cuando fueron contratadas por el gobierno.

 

Se espera que las nuevas licencias otorgadas recientemente para cultivar cannabis recreativo resuelvan el problema de suministro una vez que la nueva cosecha esté disponible.

 

Actualmente, solo hay dos cepas recreativas envasadas disponibles en farmacias, y están limitadas al 9% de THC.

Leave a Reply