Se trata de un cogollo de 789 gramos de marihuana que fue hallado sepultado junto a un chamán de la cultura Gushi, en el noroeste de China. El cannabis tiene unos 2.700 años de antigüedad, por lo que se trata de la marihuana más antigua del mundo jamas encontrada.

Los investigadores hallaron el cogollo en Turpan, en el noreste de China y se especuló con que el fruto de la planta podría haber sido almacenado para usarlo en el ‘Más Allá’ ya que era una práctica común en los entierros proveer materiales que se necesitaban para la vida en el otro mundo.

Al parecer, el hecho de que la planta estuviera seca y que el suelo donde permaneció enterrada fuera alcalino, fueron las causas principales para que las flores de cannabis se preservaran y permanecieran intactas a través de los siglos.

 

 

 

 

Comentarios