Al igual que con el cigarrillo de tabaco, la idea es no molestar a alguien a quien le moleste (o le haga daño) el humo. Pero, además de esa normativa ética, también hay reglas específicas sobre los lugares públicos en los que no está permitido fumarse un porro en Uruguay.

Fumando porro en la calle

Lugares que no

Está prohibido fumar o tener un porro encendido en:

1. Espacios cerrados que sean un lugar de uso público.

2. Espacios cerrados que sean un lugar o espacio de trabajo. Los taxis, ambulancias, vehículos de transporte escolar y otros de transporte público, como ómnibus, trenes, aviones, etc.

3. Espacios cerrados o abiertos, públicos o privados, que correspondan a dependencias de: establecimientos sanitarios o instituciones del área de la salud de cualquier tipo o naturaleza, centros de enseñanza e instituciones en las que se realice práctica docente en cualquiera de sus formas e instituciones deportivas.

La ley considera como espacio cerrado aquellas unidades físicas delimitadas en su perímetro y en su altura por muros o paredes y techo, sin importar el material con el cual sean construidos dichos cerramientos o que estos sean temporales o permanentes y que posean puertas, ventanas o ventilación independiente.

Lo que se quiere decir con eso, es que no importa si el cerramiento del lugar cerrado está hecho con hormigón armado o con un simple nylon para tapar el frío.

Sobre los espacios exteriores

Los espacios exteriores habilitados para fumar deberán estar ubicados fuera del área edificada. Cuando posean techo, el cerramiento lateral no podrá exceder el 50% del perímetro techado y deberán estar separados de otro techo o muro por un área que deberá ser mayor al área techada. En aquellos casos en que sea necesario, a causa de un desnivel o alguna otra circunstancia, se podrá colocar una protección lateral, la cual deberá ser tipo baranda o reja con amplias aberturas.

Comentarios