Un total de 22 empresas mostraron su interés en producir marihuana para su distribución en las farmacias uruguayas, informó hoy el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA).

El pasado 1 de agosto, el Gobierno uruguayo realizó el primer llamamiento a expresiones de interés para cultivar marihuana destinada a su venta, después de que ésta se despenalizara en el país el pasado diciembre.

De momento, se registraron 22 propuestas, de las que 8 corresponden a cultivadores uruguayos, 10 a extranjeros y 4 a sociedades integradas de forma mixta.

La convocatoria es para elegir un máximo de cinco postulantes a quienes el Gobierno uruguayo otorgará licencias por un período de hasta 5 años con el objetivo de producir y distribuir cada uno hasta dos toneladas anuales de marihuana y asegurando una distribución quincenal.

El cannabis de propiedades psicoactivas que produzcan estas empresas será comprado en su totalidad por el Estado, que sólo lo distribuirá en las farmacias.

El IRCCA estableció que la marihuana tendrá un precio de entre 20 y 22 pesos por gramo, aproximadamente un dólar, que está pensado para cubrir tanto los costos de producción, las tasas y el beneficio del productor como para que el precio de venta esté por debajo del de la marihuana ilegal.

Los clientes que acudan a las farmacias sólo podrán comprar hasta 40 gramos de la droga al mes, para lo que tendrán que anotarse previamente en un registro que garantiza su anonimato y con el que se pretende combatir el exceso de consumo y que la marihuana no termine en el mercado negro.

El IRCCA también informó de que 54 personas solicitaron cultivar cannabis psicoactivo para consumo doméstico, tras la apertura, ayer, del plazo de inscripción.

El registro, gratuito, requiere tan solo presentar una cédula de identidad, una fotocopia de la misma y una constancia de domicilio o factura de servicio público a nombre del interesado, que según la ley solo podrá ser una persona física capaz, mayor de edad, ciudadano uruguayo natural o legal o residente permanente en el país.

A partir de la inscripción, el IRCCA dispone de 30 días para autorizar el cultivo doméstico y emitir la licencia correspondiente, que tendrá una vigencia de tres años.

Aquellas personas que ya tengan plantas de marihuana en su casa y quieran legalizarlas, dispondrán de 180 días a partir de su inscripción para registrar esa plantación.

Fuente: EFE

Comentarios